Colchón para niño

Cómo elegir colchón para un niño. 4 puntos a tener en cuenta.

Cómo elegir colchón para un niño. 4 puntos a tener en cuenta.

¡Adiós a la cuna ya soy mayor!

¡Ha llegado el momento! Tu niño ya se está haciendo grande y va a dar el gran paso de la cuna a la cama. Este va a ser un gran momento para él y un gran dilema para los papas y las mamas: ¿Cual será el mejor colchón para mi hijo?

La elección de su primer colchón es un momento determinante en la vida del niño y en su etapa de crecimiento. Descansar bien es esencial para la salud y especialmente los niños necesitan dormir adecuadamente para crecer. Durante el sueño la hormona del crecimiento humano HGH se libera permitiendo el crecimiento de los huesos y los músculos, los tejidos se curan y regeneran tanto en los niños como en los adultos.

Como fabricantes especializados en la confección de colchones queremos darte los mejores consejos para ayudarte a realizar este cambio de forma cómoda y acogedora para tu niño.

Puntos a tener en cuenta para acertar con la elección del colchón.

1. Comodidad

Un colchón ha de ser cómodo. Este es un punto básico en el que estamos todos de acuerdo y que no haría falta repetir, sin embargo, realizar la compra de un colchón para otra persona no es fácil, especialmente si es para una personita que prefiere utilizarlo para jugar saltando de cama en cama. Aún así, no corras el riesgo de comprar el colchón que resulte más cómodo para ti, aunque el niño sea muy pequeño hazle partícipe de la elección de su colchón. Teniendo en cuenta también si tu niño necesita que su cama tenga algunas características especiales que un especialista te haya recomendado.

colchon-niñosZZ2. Firmeza: ¿colchón duro o blando?

Para acertar con la firmeza adecuada del colchón hay que tener siempre en cuenta el peso y la edad del niño. La transición de la cuna a una cama normal suele realizarse entre los 18 y 36 meses. Alrededor de los 3 años el niño ya debería estar en una cama de verdad con un colchón adecuado y a mayor peso más firme deberá ser.

El colchón debe permitirle moverse con facilidad soportando el peso de su cuerpo en cualquier posición que adopte. Es importantísimo que durante el sueño su columna se mantenga bien alineada, especialmente cuando se ponga de lado, no debe ser tan blando que su cuerpo se hunda hacia dentro ni tan duro que ejerza presión en los puntos de apoyo.

Para ayudarte a comprobar que el colchón aporta la sujeción adecuada puedes introducir la mano por el hueco de su espalda y ha de quedar ajustada, el espacio justo para poder darse la vuelta con facilidad.

3. Composición del colchón

Para decidir el material del colchón: muelles, visco, látex, etc. Ten primero en cuenta si tu niño tiene algunas necesidades específicas o padece asma, alergias, etc. En cualquier caso, debe ser un colchón muy transpirable, con tratamiento antiácaros e hipoalergénico.

Probad juntos que tipo de materiales os resultan más cómodos. Como especialistas en sistemas de descanso te recomendamos un colchón de muelles ensacados con algo de visco. Los colchones con núcleo de muelles transpiran muy bien, le proporcionarán a su columna una buena sujeción y alivio de la presión en los puntos de apoyo. La viscoelástica le aportará comodidad y adaptabilidad a sus movimientos.

4. Higiéne y calidad

osito-colchon-niñosNormalmente se recomienda cambiar de colchón cada 10 años pero en el caso de los niños, estos crecen y cambian de peso rápidamente, por lo que lo ideal sería realizar el cambio de colchón cada 5 años

No olvides, que es esencial realizar un buen mantenimiento del mismo para que te dure lo máximo posible: sacude el colchón y airearlo con frecuencia, dale la vuelta cada 3 meses, protege el colchón con un protector impermeable transpirable y una funda. Es bueno también hacer cada día la cama, aprovecha para enseñarle a hacerse la cama el solito y ha hacer un uso adecuado de ella, es solo para dormir, si salta sobre el colchón lo va a ir deformando.

Finalmente, solo nos queda recomendarte que optes siempre por un colchón de alta gama nuevo y de calidad. Aceptar colchones de segunda mano, aunque provengan de algún familiar o amigo, no es seguro por cuestiones de higiene y porque podrían haberse deformado. En este aspecto y especialmente tratándose de colchones para niños lo mejor es no escatimar y pensar siempre en su salud y su comodidad.

¿No estas seguro de cuando es el momento de dar el paso de la cuna a la cama? Te recomendamos que eches un vistazo al artículo “Cambio del bebé de la cuna a la cama” de la web especializada en niños www.guiainfantil.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. CERRAR