Colchones de firmeza alta

Normalmente al hablar de colchones de firmeza alta, lo primero que se nos viene a la cabeza es el nivel de dureza que se percibe al sentarse o tumbarse en ellos. Coloquialmente podría ser entendido así. Pero la realidad es que, técnicamente, la firmeza la aporta el núcleo del colchón y la dureza la aporta la cantidad y calidad de los acolchados.

Así, si lo que está buscando es un colchón de firmeza alta, es importante que tenga en cuenta que éste debe garantizar una completa horizontalidad, sin hundimientos en ningún punto del cuerpo.

Existen colchones de firmeza alta elaborados con distintos núcleos. Los colchones de muelles tradicionales, por ejemplo, tienen una firmeza mayor que los colchones de viscoelástica, látex o espumación HR, o incluso la combinación de alguno de estos materiales.

De todos modos, la firmeza de los colchones de firmeza alta depende de distintas cosas según el núcleo. Es decir, la firmeza de los colchones de muelles depende del grosor del acero, el número de muelles y su forma, mientras que la firmeza de los colchones de látex, HR o viscoelástica depende tanto de la densidad del material (kg/m3) como del número de capas, grosores y combinaciones. Eso sí, mayor densidad no significa mayor firmeza, dependerá del material y su pureza.

Elegir colchones de firmeza alta es una elección personal. Para gustos, los colores. Y un colchón no es mejor o peor por ser más duro o más blando.

Es cierto que los más jóvenes soportan mejor la firmeza y además es aconsejable que elijan entre los colchones de firmeza alta puesto que la espalda se está formando y no se debe “acomodar”. Además los colchones de firmeza alta son recomendables para las personas que no quieren sentir como su cuerpo se hunde sobre el colchón y para aquellos durmientes que quieren moverse con total libertad durante la noche.

Y no solo eso. Los colchones de alta firmeza también son ideales para los que practican deporte regularmente, ya que añadiendo buenos acolchados evitan los puntos de presión, mejoran la circulación sanguínea y facilitan el descanso de la musculatura.

>Las personas entre 20 y 45 años, corpulentas, sin problemas de espalda o dolores cervicales, también deberían elegir entre los colchones de firmeza alta.

Así, para escoger la firmeza correcta hay que tener en cuenta desde la edad, hasta el peso y las lesiones, ya que la firmeza adecuada a cada persona es diferente y escoger entre colchones de firmeza excesivamente alta puede llevarnos a pasar malas noches.

Cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene un buen descanso tiene sobre nuestra salud. Adquirir un equipo de descanso adecuado es fundamental ya que el cuerpo humano no es capaz de descansar en un colchón demasiado blando, por ejemplo. Todo el cuerpo necesita un buen soporte para poder tener un sueño profundo. Si constantemente tiene que estar moviéndose para estar más cómodo, no descansará bien. Muchas personas en ese momento se decantan por colchones de firmeza alta que les proporcione el apoyo ideal para descansar.

En resumen, la comodidad tiene un factor determinante a la hora de escoger un colchón ya que afecta directamente a la conciliación del sueño. Los colchones de firmeza alta aseguran un plácido descanso, ayudando a evitar dolores tanto en la espalda como en la zona lumbar. Normalmente, este tipo de colchones alta gama está pensado para personas con gran masa corporal o lugares en los que duermen diferentes personas ya que tienen mayor durabilidad por su gran firmeza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies