Canapés de camas

  • Canapé Tapizado
  • CANAPÉS DE CAMA
  • Canapé Tapizado
  • VER DETALLES
  • Canapé de madera
  • CANAPÉS DE CAMA
  • Canapé de madera
  • VER DETALLES
  • TIPOS DE CANAPÉS: GUÍA PRÁCTICA PARA LA ELECCIÓN CORRECTA

    Si lo que busca es aprovechar hasta el último rincón de su dormitorio y conseguir aumentar la capacidad de almacenaje de la estancia incorpore un práctico canapé. Existe una amplia gama de acabados en madera y tapizados que se adaptarán como un guante al estilo de decoración de su hogar.

    Y no solo eso también hay distintos tipos de canapés de camas según la estructura. Nos referimos a los canapés fijos y los canapés abatibles.

    Los canapés de camas fijos están formados por una tapa lisa que normalmente suele ser de madera o metálica, tapizada con un tejido Strech o malla transpirable 3D a la que se le añaden 4 o 6 patas según la medida del canapé.

    Por su parte, la estructura de los canapés para camas abatibles es más compleja, ya que a la base lisa, fabricada con los materiales nombrados antes, se une una estructura de tableros de madera y bastidores metálicos que habitualmente es microperforada y se tapiza en tela stretch con malla 3D para añadir diseño y elegancia a la pieza; una “portería” metálica a la altura de la cabeza que retiene el colchón para que no se desplace hacia la pared al elevarlo; tiradores para levantar la tapa y colchón y un sistema de apertura manual que suele ser un sistema hidráulico que funciona con pistones a gas.

    Las ventajas de comprar un canapé abatible como cama frente a otras soluciones de camas convencionales, bases tapizadas o somieres sencillos, son muchas, pero las más evidentes son:

    El espacio extra

    Puede haber gente que no lo necesite, pero lo normal es que todo espacio extra de almacenaje sea bienvenido. Es un espacio grande y que podemos distribuir como queramos, con la ventaja de que al abrir el canapé vemos todo el contenido de un sólo vistazo.

    La facilidad de apertura del arcón

    Todo lo que guarde en su interior, lo tendrá a la vista. Hoy en día podemos encontrar mecanismos de apertura asistidos por pistones de gas, que hacen que no haga falta fuerza para abrirlos y que se mantengan abiertos para poder organizar su interior sin prisa. Además, al abrirse hacia arriba, no importa que no tengamos mucho espacio a los lados de la cama, podremos acceder a su interior igualmente.

    Interior libre de polvo

    Mantiene todo lo del interior libre de polvo gracias al cierre prácticamente hermético que incluye. Así el contenido que decida guardar siempre se mantendrá limpio.

    Es cierto que lo primero que se piensa cuando se ve un canapé es que el colchón no transpirará lo suficiente, ya que es demasiado opaco. En los primeros tipos de canapés sí existía ese problema. Eran casi estancos, sin fibras que lo acolcharan y no permitían una correcta ventilación del colchón, ni del interior del arcón, lo que provocaba humedades en el colchón y la proliferación de ácaros, microorganismos y bacterias. Hoy, hay modelos de canapé totalmente transpirables, gracias a la investigación y desarrollo de nuevas técnicas y materiales de fabricación.

    Cualquier tipo de canapé, ya sea fijo o abatible, es adecuado como base de apoyo de cualquier colchón. Aunque sí que es cierto que según qué tipo de colchón existirá una superficie de apoyo recomendada.

    Los colchones de muelles ensacados, por ejemplo, no deberían apoyarse sobre somieres de láminas. Así, evitarían que los “saquitos” pasen entre las láminas y se puedan romper con la presión.

    Por su parte, los colchones de látex, espumaciones HR o con acolchados viscoelásticos necesitan una mayor transpiración, por ello es mejor apoyarlos sobre tapas microperforadas, con malla 3D o de somieres de láminas que permiten que la humedad no se concentre en su interior.

    Estructura y Almacenaje

    La estructura del canapé abatible tiene dos partes, la interior y la exterior. Lo más importante es que la estructura exterior del canapé que elija sea robusta, firme y resistente para que garantice que con el uso continuado no se desgaste, pero, sobre todo, que no se deforme con el peso que pongamos sobre él y en su interior.

    El interior, si es posible, es conveniente que esté reforzado para que dure mucho más. Lo ideal es que la estructura esté fabricada con materiales como el aglomerado o la madera de gran resistencia.

    Tenga en cuenta que la capacidad útil de almacenaje está determinada por la altura lateral del arcón y la profundidad del fondo.

    Apertura

    A la hora de elegir entre los distintos tipos de canapés abatible, uno de los principales detalles que hay que considerar es la sencillez o facilidad de apertura. Es decir, a la hora de abrir el canapé y cerrarlo, hemos de poder realizar esa operación sin dificultad o esfuerzo físico.

    Normalmente, el sistema de apertura más recomendable es el de pistones de gas de fácil apertura, ya que son silenciosos y de gran resistencia. Así, una apertura semi-automática hidráulica sería lo ideal.

    La apertura puede ser frontal o lateral. Hay que tener en cuenta este punto porque si es lateral, debe tener espacio suficiente en el dormitorio para poder abrirlo hasta el final sin problemas.

    Compatibilidad

    Como hemos mencionado antes, existen canapés más adecuados que otros según el tipo de colchón. Los colchones viscoelásticos, de muelles o de distintas espumas, se pueden usar con bases y canapés casi de cualquier tipo. Mientras que los colchones de látex no se pueden usar con canapés, pues necesitan un soporte que permita la ventilación del material de forma fácil y constante, por lo que no se recomiendan las bases tapizadas.

    También hay que recordar que para tomar una decisión sobre los diferentes tipos de canapés hay que verificar que la medida del canapé sea compatible con el colchón que tengamos (ni más grande, ni más pequeño). Existen modelos de canapés abatibles individuales, de matrimonio, infantiles en todas las medidas.

    Seguridad

    La estabilidad es primordial. Por lo que cuánto más pese, mejor (se desplazará menos ante posibles movimientos en la cama). En caso de elegir un canapé abatible con base tapizada, sería conveniente que el tejido utilizado sea antideslizante, para evitar desplazamientos del colchón mientras que dormimos.

    Normalmente, se recomienda que el canapé incluya una varilla de sujeción para el colchón, que nos aporte seguridad a la hora de abrir el canapé para que el colchón no se nos venga encima.

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

    ACEPTAR
    Aviso de cookies