¿QUIERE SER DISTRIBUIDOR?

  • Llámenos 965 66 95 98

Cómo lavar una almohada de látex en 3 sencillos pasos

Seguro que no hace falta recordar que la elección de una almohada, al igual que la de un colchón, es fundamental. No todos tenemos los mismos gustos ni las mismas características. Aunque es probable que, si buscamos una almohada que se adapte al contorno del cuerpo y elimine las tensiones, ofreciéndonos un perfecto equilibrio entre firmeza y confort y dándonos una gran comodidad cervical, apostemos por una almohada de látex.

Además las almohadas de látex tienen la ventaja de que mantienen su forma y son más resistentes al uso y al paso del tiempo, así no sufren deformaciones. Es cierto que hoy en día la mayoría están fabricadas con componentes que mantienen su higiene y evitan la aparición de microorganismos y de polvo, pero aun así no hay que olvidar que pasamos muchas horas sobre ellas y aprender cómo lavar una almohada de látex nos puede venir fenomenal.

Habitualmente, cuando pensamos en cómo lavar una almohada de látex lo primero que se nos viene a la cabeza es una limpieza superficial lavando la ropa de cama y la funda de la propia almohada. Pero hay casos en los que eso no es suficiente y necesitamos una limpieza más profunda.

Te recomendamos lavar las almohadas al menos tres veces al año. Es importante leer antes cómo lavar una almohada de látex en la etiqueta del fabricante.

Sin duda alguna la mejor manera de limpiar una almohada de látex es hacerlo a mano para asegurarse de que la almohada va a quedar como antes, sin riesgo de que se deforme. Pero, ¿qué pasos debemos seguir para hacerlo de la mejor manera posible? Continúa leyendo y ¡sal de dudas!

Cómo lavar una almohada de látex. Paso a paso

  • Pon agua tibia y jabón
  • Prepara un recipiente de agua tibia y añade detergente suave.
  • Coge un paño limpio
  • Coge un paño limpio, mójalo y escúrrelo muy bien para ir limpiando con movimientos circulares cada zona de la almohada.
  • El secado es muy importante
  • Utiliza toallas limpias y después deja la almohada en un lugar seco y lo más plano posible (importante: no le puede dar el sol)
  • Pero, sobre todo, lo más importante, además de saber cómo lavar una almohada de látex, es conocer cómo cuidar tu almohada en el día a día para evitar que, por su uso diario, se amarilleen, acumulen suciedad e incluso olores. Elige una buena funda protectora que aísle y proteja lo máximo posible la almohada de látex.

    Normalmente las fundas suelen ser de algodón con lo que no habrá problema de meterla en la lavadora junto con las sábanas. Eso sí, recuerda que no puedes lavarla a más de 40º, ni debes meterla en la secadora para evitar que encoja.

    Tip Principal:

    No debes escurrir ni retorcer la almohada de látex para secarla porque se puede deformar.

    Cómo NO lavar una almohada de látex

    Si estabas pensando en meter la almohada en la lavadora, ¡error! Nunca lo hagas. ¡Ni tampoco en la secadora!

    No las expongas al sol para secarlas.

    Nunca las dejes sumergidas en agua.

    No las estrujes o retuerzas.

    Solo las almohadas de fibra son lavables en la lavadora a 40º en un programa de prendas delicadas.

    Ahora que ya sabes cómo lavar una almohada de látex es hora de que lo pruebes y nos cuentes tu experiencia.

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • Cómo elegir almohada y no arrepentirte luego
  • Cómo elegir almohada y no arrepentirte luego
  • LEER MÁS
  • ¿Es bueno dormir sin almohada? ¡Descúbrelo ahora!
  • ¿Es bueno dormir sin almohada? ¡Descúbrelo ahora!
  • LEER MÁS
  • Cómo lavar una almohada de látex en 3 sencillos pasos

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

    ACEPTAR
    Aviso de cookies