¿QUIERE SER DISTRIBUIDOR?

  • Llámenos 965 66 95 98

Qué es un somier: tipos y ventajas

Hemos hablado de los canapés, de los toppers y ahora le toca el turno a los somieres. Y es que hay tantos tipos de soporte para colchón que es muy fácil confundirse entre los canapés, las bases tapizadas y los somieres. Si bien es cierto que todos sirven para lo mismo, también lo es que según el tipo de colchón que elijamos o tengamos debemos utilizar uno u otro.

En este caso, el somier complementa al colchón, haciéndolo más firme o potenciando su elasticidad y adaptabilidad. Por eso la elección de un buen somier es tan importante como la elección de un buen colchón.

Pero realmente, qué es un somier y para qué sirve. Es el momento de salir de dudas. Un somier es la base sobre la que se sostiene un colchón y que mantiene la cama aislada del frio del suelo, de la humedad y de la suciedad. Además, dependiendo del tipo de colchón que escojamos, el somier se volverá indispensable para mantener un nivel aireación que evite la acumulación de humedad y la proliferación de bacterias.

Pero tan importante es conocer qué es un somier, como los distintos tipos de somieres que hay. A grandes rasgos, existen dos clases: fijos y articulados. El primero, los somieres de láminas, aportan elasticidad y se suelen utilizar con cualquier tipo de colchón excepto con los colchones de muelles ensacados. Así, son ideales para los colchones de látex porque dejan circular perfectamente el aire. Por su parte, los somieres articulados, ofrecen la capacidad de adaptarse a las preferencias y necesidades de cada durmiente, ofreciendo un extra de confort durante el descanso. Por eso, este tipo de somieres están recomendados para personas con problemas de circulación o con reflujo, ya que permiten mantener la postura ligeramente erguida y adoptar la posición más adecuada según el uso que se esté dando al colchón en cada momento.

  • SOMIERES DE LÁMINAS

  • IDEALES para colchones de látex, viscoélasticos y HR
  • NO APTOS para colchones de muelles ensacados
  • Como elegir un buen somier

    Ahora que ya sabemos qué es un somier y qué tipos hay, es el momento de conocer qué cosas hay que tener en cuenta a la hora de escoger uno.

    1.- Selecciona un buen bastidor, ya que es la parte del somier que soporta toda la estructura. Puede ser metálico o de madera. El de madera es más resistente mientras que el metálico suele ser más económico.

    2.- Elige el material de la rótula: Tan importante es el bastidor, como las piezas que unen las láminas al bastidor. Pueden ser de diversos materiales como el plástico, el caucho o el Hytrel (combinación de plástico y caucho). Este último es el más recomendado por su resistencia.

    3.- Escoge el tipo de láminas: No nos podemos olvidar de las láminas. Normalmente son de madera, especialmente de haya, aunque también se pueden encontrar de metal. Se utiliza la madera para la confección de las láminas porque le aporta al somier durabilidad y elasticidad. Aunque también hay que tener en cuenta el número de láminas, su grosor y su disposición.


    Así pues, para elegir un buen somier de láminas, debes fijarte que cuanto más anchas sean, menor es su número y mayor será la rigidez del somier.

    Ojo:

    Cuanto mayor es el número de láminas, mejor se adapta el colchón al cuerpo.

    Lo ideal es elegir un modelo que tenga un mayor número de láminas para que estas se puedan adaptar más fácilmente al peso y la forma del cuerpo. Aunque si padeces de problemas de espalda o de sobrepeso, debes elegir un modelo de somier en el que las láminas tengan amortiguadores especiales para aumentar su elasticidad.

    ¿Qué es mejor un somier o una base tapizada?

    No hay una respuesta correcta. Todo dependerá del tipo de colchón que tengas. Si tu colchón es de muelles ensacados, ¡está claro! Debes apostar por una base tapizada, para asegurar el apoyo total del colchón y conseguir su máximo nivel de firmeza. Pero si tu colchón es de espuma, viscoelástica o látex, lo más aconsejable es usar un somier de láminas, ya que necesitan una base por la cual el aire pueda pasar sin problema.

    ¿Quieres saber más?

    ¿Quieres saber más?

    El somier debe tener la medida del colchón y estar adaptado a sus características, sino irá deteriorando el colchón.

    Ahora que ya sabes qué es un somier y para qué tipos de colchones está recomendado, comprueba el núcleo de tu colchón y elige el que más te convenga.

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • Qué es un canapé
  • Qué es un canapé. Definición y ventajas
  • LEER MÁS
  • ¿Colchón viscoelástico o muelles ensacados?
  • ¿Colchón viscoelástico o muelles ensacados? ¡Compara!
  • LEER MÁS
  • Qué es un somier: tipos y ventajas

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

    ACEPTAR
    Aviso de cookies