¿Cómo escoger un buen colchón?

Claves y consejos para encontrar tu colchón ideal

¿Te levantas con dolor de espalda por la mañana? ¿Necesitas dormir muchas horas para conseguir un descanso completo? Quizás haya llegado el momento de cambiar de colchón.

Comprar un colchón no es una decisión que se deba tomar a la ligera, pues vamos a pasar en el una media de 8 horas al día y un buen descanso es crucial para la salud.

Llegado este momento es normal que nos asalten muchas dudas. Cómo fábrica de colchones, en este artículo queremos darte toda la información posible a tener en cuenta para que encuentres tu colchón ideal.

En primer lugar, debes plantearte estas cuestiones:

  1. ¿Cama individual o de matrimonio?
  2. Peso y estatura, tuyo y de tu pareja.
  3. ¿En qué postura en la que sueles dormir?¿Te mueves mucho durante el sueño?.
  4. ¿Eres más bien friolero o caluroso?
  5. Tipos de colchones según el material. ¿Cómo era tu antigua cama?
  6. Presupuesto del que dispones.

Una vez resuelvas estas preguntas deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

independencia colchon

La independencia a la hora de dormir es crucial para un buen descanso. Tanto si se trata de una cama individual como de matrimonio, no disponer del suficiente espacio para movernos con libertad y cambiar de posición durante la noche puede provocar despertares a ti o a su pareja. Por lo que una buena suspensión del colchón es crucial.

El colchón de muelles ensacados es el que proporciona mayor independencia a la hora de dormir.

También se tiene que tener en cuenta el soporte. Un buen colchón reduce su eficacia si no va acompañado de un buen somier.

medidas colchon, escoger colchon

El tamaño del colchón es un factor esencial. Afortunadamente las medidas de los colchones ya no se limitan a medidas estándares y cada vez es más posible tener un colchón personalizado con tus medidas. Ser capaz de dar la vuelta sin despertar y sin ser despertado la pareja, no tener las piernas encogidas toda la noche es el garante de un sueño reparador.


revestimiento colchon, escoger colchón

Las fibras naturales como la lana, la seda, el algodón o el lino aportan suavidad y comodidad. Estos materiales además poseen cualidades térmicas que deberemos tener en cuenta. Si eres una persona más bien friolera podrás escoger un material como la lana o la seda que aporta calor, si eres caluroso, el algodón o el lino te aportarán mayor sensación de frescor.

No obstante estos materiales contienen también fibras sintéticas para mejorar la sostenibilidad y capacidad de resistencia del colchón. La tela que cubre la totalidad del núcleo es también muy importante en términos de suavidad. Es necesario asegurarse de que contiene los tratamientos necesarios para garantizar la correcta higiene en el interior del colchón. Actualmente existen también elementos muy novedosos incorporados recientemente al mundo del descanso como puede ser el tejido Celliant™, posee múltiples propiedades aportado un valor añadido a tu colchón.


densidad. escoger colchon

Los kg/m3 determinan la densidad y firmeza del colchón. El peso y el tamaño de la cama son los criterios para la selección de la densidad. Una persona de mayor peso necesitara un colchón de alta densidad. Aunque dependiendo de los gustos personales, si se prefiere un colchón más bien blando o duro. La opción más recomendable es optar por algo intermedio y escoger un colchón firme. En un colchón demasiado duro los puntos de presión estarán ubicados en los hombros y las caderas; si es demasiado suave el cuerpo se hundirá en el colchón, causando curvatura de la columna vertebral.

suspension. escoger colchon

Siempre nos asaltan las dudas a la hora de qué colchón comprar el tipo de material qué será más confortable para garantizar nuestra comodidad. ¿Colchón viscoelástico, de espuma, de látex o de muelles? Hoy en día hay muchas opciones y combinaciones para garantizar que el colchón se adapte perfectamente al usuario:

  • El colchón de látex presenta grandes ventajas por su firmeza, durabilidad y transpirabilidad gracias a la ventilación de sus células. Además es apropiado para las personas que padecen de alergia al tratarse de un material natural e hipoalergénico.
  • Los colchones de espuma se dividen en:

– Espuma de poliéster. Actualmente no es habitual que se utilice un colchón únicamente de espuma de poliéster, sino que suele combinarse con otros materiales. Presenta una baja resistencia, confort limitado y reduce la duración de la vida del colchón. Su ventaja es que su precio suele ser muy asequible lo que puede ser una buena opción para un colchón de repuesto o habitación de invitados.

– Espuma de poliuretano. Posee una calidad superior a la espuma de poliéster pues su célula es más abierta y aporta densidad, firmeza y durabilidad. Sin embargo, es sensible a la humedad por lo que es recomendable que este en cuartos bien ventilados.

– Espuma de memoria. La espuma de memoria es la gama alta de la suspensión. La capacidad de una memoria de forma colchón para moldear las diferentes partes del cuerpo hace que sea ideal para los usuarios con problemas de espalda. Además, el principio de reacción al calor es otra gran ventaja para los más frioleros.

  • Los colchones de muelles ofrecen una gran ventilación al colchón, no obstante la calidad variara en función del tipo de resortes:

– Muelles multivueltas o de hilo continuo: se trata de un solo alambre de acero continuo. Aunque no nos proporciona mucha independencia a la hora de dormir, si proporciona un apoyo homogéneo y el resultado es una cama más firme y duradera.

– Muelles bicónicos: muelles helicoidales  o de doble cono que se estrechan por su centro. Se unen de forma transversal por hilos de acero. Su apoyo es la respuesta progresiva y proporcional a la presión ejercida sobre la estructura. Se beneficia de un apoyo adaptado a cualquier tipo de morfología. Su vida útil es muy larga y su máxima ventilación evita la proliferación de ácaros. Los resortes de doble cono ofrecen un confort firme, para los colchones con una buena relación calidad / precio.

Muelles ensacados: Cada muelle se embolsa de forma independiente en un pequeño saco de tela. Con el muelle ensacado tendrás la sensación de que duermes sobre una nube. Proporciona al colchón un excelente punto de apoyo adaptándose a cada una de las diferentes áreas del cuerpo de forma independiente. No sientes los movimientos de la persona que duerme a tu lado ya que los muelles no están funcionando de la misma forma.

Finalmente, tomate tu tiempo para encontrar el colchón perfecto.

Un buen consejo sería emplear de 5 a 10 minutos para tumbarte y probar diferentes posiciones para dormir. Asegúrese de que la cama se adapta perfectamente a su a su espalda, lumbares y costado en todas las posiciones. En caso de tratarse de la elección de una cama doble probadla a la vez para aseguraros de que los movimientos que realice uno al dormir no afecte al otro. 

Por otro lado, si no estás completamente seguro de que sea el momento de renovar tu colchón, siempre puedes optar por añadir a tu antiguo colchón un topper viscoelástico para ir adaptándote.

Como consejo final, recuerda siempre optar por un colchón alta gama, tu salud y descanso bien merece el precio que exige la calidad.

– Te recomendamos visitar también la página de la Organización de consumidores y usuarios.


¿Quieres saber cómo realizar el mantenimiento de un colchón? Aquí te damos 12 claves para que puedas disfrutar mucho tiempo de él.

¿Cómo escoger un buen colchón?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. CERRAR